Monitoreo: ¿lo necesito? ¿por qué? ¿cuál elijo?

El servicio de monitoreo de componentes y servicios es una herramienta vital para todas las compañías que basen su trabajo en el uso de ordenadores. No solo la visibilidad acerca de la disponibilidad de un servidor o de un servicio es importante, lo es también tener métricas que acompañen los planes de la empresa. No solo se debe tener una visión pesimista de estos sistemas.

El monitoring puede brindar datos muy enriquecedores para una compañía acerca de los horarios de usos de sus sistemas, errores reiterativos, controles de seguridad, políticas de resguardo, etc.

Tipo de soluciones

Existen muchos softwares de monitoreo en el mercado y entre ellos existen familias diferentes que se adecuan mejor a una solución u otra.

Desde soluciones netamente Microsoft, que poseen el monitoreo sobre System Center dentro de Windows 2012 (anteriormente llamado MOM), como para soluciones de Networking donde NAGIOS soporta facilidad de desarrollo de scripts que conecten a los dispositivos por SNMP e incluso para aquellos que tengan un sitio web y necesiten controlar la disponibilidad de su website.

Todos los vendors tienen una herramienta acorde a su necesidad, pero el punto clave es saber elegir ya que de eso depende la relevancia de los datos y los costos asociados.

Hace unos años solo existía el sistema de monitoreo on-premise (y eventualmente probes externos que accedían a servicios público a modo test), actualmente con la tendencia del cloud computing existen sistemas híbridos que permiten tener agentes reportando a nivel local y a nivel público (que también auspician de “probes”).

Sistemas actuales

Hoy en día sistemas como Nagios, Tivoli, MOM, Concord, Openview, WhatsUP, etc siguen vigentes y sus implementaciones continuarán, pero se debe tener en cuenta que el mantenimiento de ellos puedo ser un gasto importante de presupuesto cuando contamos con vendors que nos brindan una solución “llave en mano” permitiéndonos simplificar la operación y reducir costos.

Actualmente existen vendors destacados que brindan soluciones competitivas “llave en mano”, las cuales se adaptan a diferentes escalas de negocio , entre ellos podemos mencionar Groundwork, OPSView, o Pulseway.

Todos con un servicio similar, nos proveen de altas capacidades de control tanto desde la PC como desde aplicaciones móviles, contamos con gestión de información histórica a modo de métricas, e incluso un primer nivel de acción sobre servicios y aplicaciones (restarts, reboots, etc).

Siempre hablando de las versiones Premium, cada uno de estos proveedores permiten tener capacidades de control con altos estándares de calidad por un precio muy bajo, ya que el servicio es ofrecido en packs o por dispositivos lo que realmente permite abaratar costos al momento de una implementación de este tipo y teniendo como dijimos un alto nivel de sensores y gran capacidad analítica.

Monitoreo on-premise

Pero el monitoreo on-premise seguirá vigente ya que, para empresas con muchos componentes informáticos y muchas aplicaciones, el monitoreo es un punto clave de la operación. Muchas empresas siguen trabajando con Nagios ya que les permite actualizar el core del sistema manteniendo muchos de sus scripts personalizados.

Muchas otras confían en el monitoreo provisto por vendors importantes como HP, IBM, Microsoft. Y algunos otros comienzan a adoptar Cacti o Zabbix. Estas últimas herramientas son excelentes softwares de monitoring, con un alto nivel de mantenimiento y soporte.

Además, ambos softwares brindan capacidades excelentes y con una interfaz realmente agradable y simple.

Como mencionamos más arriba, lo importante no es solo tener sensores que nos brinden información certera, sino que el sistema actualmente tiene que estar integrado totalmente para que no sea solo una consola de eventos.

Debe estar dotado de una inteligencia superior, integrándose con nuestro sistema de reclamos, con herramientas de capacity planning y que toda esa información recolectada pueda ser utilizable en el tiempo siendo una fuente confiable para tomar decisiones acerca de crecimiento vegetativo, cambios aplicativos, recambios por obsolescencia, análisis de OPEX y todo tipo de oportunidades de mejora que surjan a partir de los datos que recolecten estas herramientas.