https://nubiral.com/

El omniverso: qué es y en qué se diferencia del metaverso

Este concepto tecnológico propone replicar aspectos del mundo físico en una realidad digital alternativa con un objetivo concreto: experimentar con bajo costo y sin riesgo opciones que permitan generar un impacto positivo en las organizaciones.


04 agosto , 2022  |   Blog - Data & Innovation
Inicio / Nubiral / El omniverso: qué es y en qué se diferencia del metaverso

El omniverso: qué es y en qué se diferencia del metaverso.

Este concepto tecnológico propone replicar aspectos del mundo físico en una realidad digital alternativa con un objetivo concreto: experimentar con bajo costo y sin riesgo opciones que permitan generar un impacto positivo en las organizaciones.

La propuesta es extremadamente similar: en ambos casos, se trata de replicar aspectos del mundo físico en una realidad digital alternativa a partir del uso de nuevas tecnologías como inteligencia artificial -en especial aspectos como reconocimiento de voz, procesamiento de lenguaje natural o reconocimiento de imágenes, por citar apenas algunos-, herramientas analíticas, internet de las cosas, realidad virtual y realidad aumentada, big data y diseño tridimensional. Los datos son la materia prima en común para uno y otro: su análisis permite mejorar los procesos, reducir imprevistos y generar predicciones precisas.

Lo que cambia es el enfoque: a diferencia del metaverso, que busca modificar diferentes aspectos de la vida cotidiana, incluyendo la forma en que nos comunicamos, trabajamos o nos entretenemos, el omniverso se centra específicamente en las aplicaciones utilitarias para las empresas, relacionadas con el mundo de la industria 4.0.

Unión, intersección y diferencia

¿Podemos decir que no existen puntos de intersección entre uno y otro? De ninguna manera: en algún punto, el omniverso no es otra cosa que uno de los casos de uso particulares del metaverso. De hecho, en la medida en que este concepto madure, se espera un mayor nivel de integración entre estas diferentes realidades alternativas, tal como hoy existe una única internet completamente interconectada.

Desde una automotriz que puede replicar la fábrica completa para entender puntos de mejora, cuellos de botella, oportunidades para incorporar nueva maquinaria o estrategias para optimizar la distribución de los componentes hasta un comercio minorista que aprovecha las capacidades de reconocimiento de imágenes para hacer contacto visual con los clientes en el ámbito virtual y mejorar sus capacidades de atención, las aplicaciones posibles son infinitas y el único límite es la creatividad de las empresas.

Omniverso omniindustrial

Otras industrias que se pueden beneficiar de este concepto son aquellas que tienen importantes activos en campo, como ocurre con las mineras, las petroleras, las compañías de telecomunicaciones o incluso las de logística y transporte. El omniverso les permite evaluar sus instalaciones, prevenir desperfectos o llevar a cabo inspecciones a distancia -con la consecuente posibilidad de generar acciones en caso de que sean necesarias- con altísima precisión. Las utilities, en particular, tienen aquí la opción de optimizar el despliegue de sus redes.

Un caso de uso clave es el de capacitar personal especializado en el uso de maquinarias complejas, pesadas o que impliquen algún tipo de riesgo con completa seguridad: para el operario, el entrenamiento transcurre en un sitio protegido, con un casco de realidad virtual y sin mayores posibilidades de que ocurra un contratiempo.

El sector público también encuentra en el omniverso una oportunidad sin precedentes: puede experimentar el impacto de introducir cambios en el sistema de transporte sin afectar a los ciudadanos. O incluso, tiene la posibilidad de evaluar a fondo la implementación de una ciudad inteligente. Los sectores relacionados con el medio ambiente, por su parte, pueden generar réplicas digitales de un bosque, simular un incendio y verificar qué podría ocurrir ante diferentes cursos de acción y en distintos escenarios meteorológicos.

Principios en común

Los principios que mueven el omniverso son los mismos que los del metaverso y, en general, los que se esperan de todas las evoluciones posibles de internet. El primero es el de persistencia: todo funciona como en la vida real. El segundo es el de escala masiva. Se espera que muchas personas interactúen en tiempo real en una misma experiencia virtual. En el caso del omniverso, estamos hablando del orden de cientos o de miles (dependiendo del tamaño de la empresa). En el metaverso, podría ser del orden de los millones.

Un tercer principio es el de accesibilidad: todas las personas que tienen algún interés en la experiencia digital deberían poder acceder en cualquier momento, desde cualquier lugar y de manera sencilla. Por último se despliega el concepto de interoperabilidad: el omniverso debe actuar como único punto de encuentro de múltiples aplicaciones.

El omniverso, en pocas palabras y en contraposición con el metaverso, tiene como principal objetivo que a partir de una realidad alternativa se puedan generar cambios que produzcan un impacto positivo en la realidad cotidiana.

Si quieres conocer más acerca de este tema

Connect Data & Innovation
Ciclo de webinars de Data, Analytics & IA | Sesión #3: El impacto de IA & Analytics en el sector de media
VER MÁS
Connect Data & Innovation
Observabilidad: la evolución del monitoreo
VER MÁS
Connect Data & Innovation
Transformación digital en empresas de medios y entretenimiento
VER MÁS
  • Blog
    BizDevOps: la siguiente evolución en términos de agilidad
    VER MÁS
  • Blog
    La importancia del gobierno de datos en el éxito de los proyectos innovadores
    VER MÁS
  • Blog
    Un futuro disruptivo: las tecnologías emergentes que llegarán en los próximos años
    VER MÁS