https://nubiral.com/

Uso de las nuevas tecnologías en el proceso censal

Este año Argentina vivió el primer Censo post pandemia, este hecho va más allá de recopilar datos, aquí también entran en juego las tecnologías y los beneficios que ofrecen las mismas.


28 junio , 2022  |   Blog - Data & Innovation

Uso de las nuevas tecnologías en el proceso censal

Este año Argentina vivió el primer Censo post pandemia, este hecho va más allá de recopilar datos, aquí también entran en juego las tecnologías y los beneficios que ofrecen las mismas.

Escribe Sergio Mastrogiovanni, VP Data & Digital Strategy de Nubiral

Entre los años 2018 y 2021, incluso pandemia mediante, 150 países de todo el mundo planificaron la realización de un censo. En virtud al tiempo transcurrido desde el último censo realizado, el objeto del mismo es actualizar los datos poblacionales, en muchos casos muy atrasados como ocurre en Argentina, y así aumentar la precisión de los análisis futuros con nuevos conocimientos, fundados en la situación actual.

Esta valiosa información es utilizada no solo para recopilar datos relacionados con el recuento de la población, sino también revela una muestra del estilo de vida de los ciudadanos, en preguntas directas formuladas a los encuestados o inferida con la ayuda de la analítica. Los resultados ofrecen evidencia fáctica para la toma de decisiones socioeconómicas y de planificación comunitaria que impactan a millones de personas en todo el país. Por eso, incluso pequeñas mejoras implementadas en la tecnología del proceso, pueden resultar en importantes ganancias en cuanto a la calidad y rentabilidad de toda la operación del censo.

Un censo digital permite recopilar y analizar datos en forma más precisa y eficiente para permitir que el desarrollo no solo sea más simple, ágil y menos costoso, sino también permite hacerlo con mayor frecuencia.

La pregunta es si en una época de cambios sociales tan fuertes como la que estamos atravesando, sobre todo los últimos 2 años, ¿siguen siendo relevantes los censos? Claro que sí! 

Los censos siguen siendo la única encuesta a gran escala que pueden proporcionar una estimación completa de las poblaciones y sus características. Sobre todo, porque dado que los sistemas y bases de datos gubernamentales no están cruzados y la data sigue almacenada en silos, es crucial para la planificación del gobierno en múltiples niveles, donde se asignan grandes cantidades de fondos y se determina la representación del gobierno. Representa una herramienta esencial para contar con información de la sociedad y para entender cómo estamos y qué nos falta, ya que todo lo que no sea dato, es opinión.

Con las nuevas tecnologías y la innovación al servicio del diseño del censo, crecen las oportunidades de mejora en cuanto a su gestión, la protección de datos y la sistematización de resultados.

A pesar de las crecientes prácticas en el uso de analytics y big data, todavía es escasa la información sobre su utilización en la creación de valor público, lo que manifiesta un gran desafío para las agencias del gobierno argentino. Esta es una enorme oportunidad para el desarrollo de capacidades de análisis mediante la inteligencia artificial, el almacenamiento y procesamiento de datos, la seguridad y rapidez de respuesta que brindan estas herramientas entre muchas otras ventajas y, al mismo tiempo, visibilizar aspectos clave como salud, educación o servicios básicos.

Si pensamos que a través de los años, los censos se realizaban con la visita de personas casa por casa, tomando nota en papeles, luego copiando los datos recabados para finalmente ser ingresados en una base de datos, además de ser complejo y engorroso, traía muchas posibilidades de error. Y tengamos muy en cuenta que el censo no es sólo un ejercicio de recuento de personas, sino que también proporciona datos socioeconómicos invaluables, que conforman una fuente certera para la formulación de políticas públicas y la asignación de recursos.  

Un censo digital beneficia tanto al encuestado como a la calidad de los datos. En experiencias mundiales, las plataformas de recopilación de datos (algunas veces a través de aplicaciones móviles, otras a través de portales digitales como Argentina), incluyen sistemas de validación del ingreso de datos para evitar errores comunes que pueden cometer los censistas, por ejemplo, ingresar mal la fecha de nacimiento, los cuestionarios electrónicos calculan la edad de la persona encuestada y solicita confirmación. La búsqueda mientras se escribe (como Gmail y iPhone), y la función de búsqueda de direcciones reducen también el riesgo de error, maximizan la inclusión y agilizan y facilitan que el encuestado complete el cuestionario de una forma más ágil.

Una de las grandes oportunidades que tiene Argentina es la penetración que tiene la aplicación de  WhatsApp, incluso en las poblaciones mayores. En algunos otros países se aprovechó este recurso y se permitió hacer encuestas híbridas. Por ejemplo, en el censo digital de Inglaterra, si un hogar necesitaba un nuevo código de acceso, podía ir al sitio web y solicitar que se le enviara un código de acceso de inmediato a su número de celular a través de un mensaje de texto o WhatsApp, lo que facilitó la gestión a los encargados de ayudar a otras a realizar la encuesta. Asimismo, se implementó un código de acceso individual para las personas de un mismo hogar que deseaban completar el formulario por separado. 

Otro de los mayores beneficios de un censo digital es el de recibir datos tan pronto como se envía el cuestionario, lo que otorga la posibilidad de monitorear en línea las tasas de evolución de todas las áreas del país, y evaluar si se requiere de intervenciones adicionales, como cartas de recordatorio, visitas de campo, comunicaciones dirigidas, a las áreas con niveles más bajos de respuesta.

Todos estos avances y transformaciones que adopta este nuevo censo poblacional digital proporciona una amplitud de beneficios tanto haciendo más ágil, dinámica y eficiente la labor de los censistas como del proceso en sí, a la vez que conlleva una ventaja en términos medioambientales. Si pensamos en la cantidad de hojas de papel utilizada en cada una de las visitas, multiplicado por los millones de hogares encuestados, podemos calcular los millones de hojas de papel ahorrados.

En ocasión del censo digital de 2021 en Inglaterra y Gales, el 88,9% de los hogares  respondieron en línea. La experiencia contó con un centro de ayuda telefónica y online y otros eventos en línea donde se explicaba, a través de webinars, de qué manera completar el cuestionario, y un centro de ayuda disponible que permitía completar el censo telefónicamente.

Los conocimientos proporcionados por los datos del censo también son informativos y relevantes para el sector privado y el mundo de los negocios, donde pequeñas empresas y hasta grandes multinacionales se apoyan en estos datos demográficos para la toma de decisiones. Los datos demográficos, edad promedio, los ingresos o el nivel educativo, recopilados por el censo brindan a estas empresas la oportunidad de analizar los mercados a nivel local y nacional, y comprender, más específicamente, a los consumidores. 

Pero dado que los censos se realizan cada diez años, mantener actualizada esa información es clave. En la economía hiperconectada y cambiante de hoy, ni los gobiernos ni las organizaciones privadas pueden confiar en las mismas estadísticas durante una década.

Como sabemos, la data es un activo, y los datos demográficos ayudan a mantener estos ricos activos relevantes en los períodos entre censos. Contar cientos de millones de personas no es una tarea sencilla, y los gobiernos están recurriendo a soluciones digitales que van desde simples formularios en línea hasta IA en expansión e incluso imágenes del espacio para aligerar la carga de información. 

En Estados Unidos la Oficina del Censo está trabajando, en la actualidad, en un algoritmo de machine learning que detecta nuevas construcciones, utilizando imágenes satelitales para rastrear proyectos de principio a fin. De esta forma, la tecnología como IA puede ser utilizada para analizar imágenes satelitales y ayudar a resolver grandes problemas, como proteger recursos naturales, combatir la pobreza o, estimar con mayor precisión la cantidad de personas en un área determinada.

A pesar de la gran cantidad de datos recopilados diariamente de dispositivos IoT y transacciones digitales, los censos siguen siendo cruciales para el análisis poblacional, debido a las estadísticas concretas que proporcionan a nivel nacional.

Ver nota

Si quieres conocer más acerca de este tema

Webinars
Ciclo de Blockchain y estrategia digital | Sesión #4: Metaverso y estrategia digital
VER MÁS
EBooks
Blockchain: más allá de crypto
VER MÁS
Podcast
Entrevista Head of Data and Innovation: Aprendé todo sobre Inteligencia Artificial
VER MÁS
Papers
La revolución digital llegó a la industria del deporte
VER MÁS
  • Blog
    El omniverso: qué es y en qué se diferencia del metaverso
    VER MÁS
  • Blog
    Del governance al mesh: los desafíos para avanzar hacia un modelo data driven
    VER MÁS
  • Blog
    Nacidas para ser óptimas en la nube
    VER MÁS